Ir a eleconomista

Las extorsiones aumentan en Perú con la reactivación económica

por: eleconomista

El restaurante de Jaime Aranzazu en la capital peruana, Lima, fue atacado a tiros y la casa del chef Javier Vargas incendiada por negarse a pagar extorsiones a bandas criminales. Los casos de cobro de "cupos de seguridad", antigua práctica establecida en Perú, vienen repuntando con la reactivación económica tras una caída por la pandemia de Covid-19, según la Fiscalía y expertos locales. Hace diez días, varios hombres llegaron en tres autos y dos motos al restaurante "Los Parceros", en Comas -en el norte de Lima-, donde dejaron un número de teléfono para que el dueño se comunicara con ellos. "Me dijeron que teníamos que pagar una plata semanal, que iban a pasar los lunes a recogerla y que si le pasaba algo al cobrador, se desquitaban conmigo", cuenta Aranzazu a la AFP. Cada lunes debía entregar 1,000 soles (263 dólares). Mientras no pagara, su restaurante no podía operar. Como este empresario colombiano se negó, dos motociclistas dispararon contra el negocio el jueves en la mañana. No

leer más en eleconomista